Intentamos, con poco, hacer mucho. Generar valor. Optimizar los recursos. Ser eficientes. Minimizar cualquier merma de ayuda económica y material. Que toda la ayuda que nos ofrecen nuestros colaboradores llegue a destino, y no se quede por el camino. Tantas palabras para decir lo mismo. ¿Cómo lo intentamos conseguir?

Todos los colaboradores del Banco de Acción Social somos voluntarios, sin ningún tipo de retribución, motivados por ayudar y dignificar la ayuda a los demás, como nos gustaría que nos ayudaran a nosotros.

Pero también queremos aportar algo más a la sociedad: un programa de trazabilidad, que permita a nuestros colaboradores saber, en todo momento, el camino seguido por sus productos y por sus donaciones económicas. Nada nos haría más felices que esta trazabilidad sea un ejemplo adoptado y superado por otras entidades, que sin duda nos tomarán el relevo porque sabrán hacer mejor las cosas. Será entonces que sabremos que hemos aportado nuestro pequeño granito.